martes, 31 de marzo de 2009

¿El futuro de la edición independiente? (II) El libro con filamentos...


Decíamos ayer...

Volvemos al tema del futuro y a la sesión que nos mantuvo ocupados la mañana del día 11 de marzo...

En la primera intervención, Vicent Partal, alma, corazón y vida de VILAWEB, expuso la necesidad, por parte de los editores, de renovarse y asumir de una vez por todas la importancia para el negocio de las redes 2.0. Y eso pasa por el conocimiento de las herramientas con las que se trabaja, la modernización del equipo a nivel tecnológico y el uso de las nuevas plataformas (ya no tan nuevas, por cierto). El mensaje está claro: si se pretende apostar por las nuevas tecnologías, se debe comenzar por la base, nunca por el tejado, como están haciendo muchos editores (ya veremos cuanto tarda en caérseles el tejado).

El gran riesgo que se debe asumir, según Partal, es "la indefinición del formato standard que perdurará en el soporte electrónico". Cierto. Posíblemente, en cuanto Apple presente su i-pod para libros, teniendo en cuenta la repercusión y los millones de seguidores de la marca, se considere el e-book definitivo. Sin embargo, no olvidemos que los lectores habituales no queremos perder de vista el "libro físico", por lo que es posible que, en pocos años, se imponga el libro de papel electrónico, un volumen de aspecto tradicional, encuadernado con un papel especial de filamentos internos capaces de borrar y reproducir los archivos que se vayan introduciendo en su memoria. Una vez desarrollado este sistema (que ya existe) y con la progresiva reducción de costes, estaríamos hablando de un soporte que integraría lo tradicional con lo moderno. Y los que queramos pasar páginas, podremos seguir haciéndolo...

José A. Muñoz