martes, 3 de febrero de 2009

Una rueda de prensa innecesaria...

Quienes me conocen saben lo poco amigo que soy de las ruedas de prensa. En especial desde que tomé conciencia de lo poco aprovechables que son para mi. Pero, como esta mañana rondaba por Barcelona y me había enterado "de estranquis" (no suelo recibir información directa de Roca Editorial -y tampoco es algo que me quite el sueño, precisamente-) de una reunión de Michael Connelly con periodistas (es invitado de lujo de BCNegra), me acerqué por la Virreina, a ver qué se cocía. Conste que, en la jornada de ayer, salí huyendo de la mesa redonda sobre el boxeo, vencido por K.O. de aburrimiento en apenas 10 minutos de sesión. O sea que tampoco tenía muchas espectativas. Y conste también que, tal y como escribí en otro post, Connelly no es muy santo de mi devoción, pero como no tenía cosa mejor que hacer...

En fin, llego, saludo a Silvia Fernández (responsable de prensa de la editorial) y entro, sin que se moleste en pasarme ni un triste dossier de prensa (cosa que tampoco necesito, por cierto, ya que conozco de sobra al autor). A los pocos minutos llegó Connelly con la troupe... Bien, la rueda de prensa duró apenas 10 minutos, de los que 5 se dedicaron a las intervenciones de los acompañantes. Nada más acabar las presentaciones, Jordi Martí, delegado de Cultura de l'Ajuntament de Barcelona nos dijo:

Si no hay ninguna pregunta, el señor Connelly tiene muchas entrevistas que atender
.

Bueno, digo yo que es una rueda de prensa, no un encuentro para decir "Hola" y hacer 4 fotos. Personalmente me quedé a cuadros. Hubo algunas preguntas (4) pero, como era de esperar, la impresión fue que nadie de los presentes había leído al amigo Connelly.

Preguntas (¡Ojo! Estas son una muestra de las típicas preguntas que hace la prensa cultural de Barcelona cuando viene un señor escritor extranjero de otro continente):

- ¿Qué autores europeos de novela negra conoce?
- ¿A qué cree que es debido el auge de la novela negra?
- Ha citado a algún autor europeo que le gusta... ¿Podría citar alguno más?
- ¿Le hace gracia coincidir en Barcelona con Sue Grafton?

(...)

Y se acabó.

Un servidor, que ha leído varios libros de Mr. Connelly, le hubiera hecho un interrogatorio de tercer grado pero, claro, el tiempo apremiaba y esperaban los privilegiados entrevistadores (alguno de ellos confesaba, atónito, estar arrepentido por haber "comprado" la entrevista, al comprobar el poco interés del personaje). ¿Tendrían alguna pregunta más suculenta reservada en exclusiva?

Revisando esta tarde lo recogido por Rosa Mora en El País durante la rueda de prensa y su, imagino, posterior entrevista, poco más se le sacó a este señor... Sinceramente, me importa un pimiento verde lo que piense de Obama (no, Rosa, no se le preguntó en la rueda de prensa, pero es que hubiera sido el remate).

El País - Michael Connelly (03/02/2009)

Desconozco las primicias y los titulares que otros compañeros le habrán sacado a puñetazos, pero como muestra creo que es bastante significativa la información de El País.

Las introducciones de los anfitriones también fueron de órdago:

El citado Jordi Martí habló del tiempo (lloviznaba) e insistió, de nuevo, en que BCNegra es la caña de Europa;

Blanca Rosa Roca, de la editorial, dió cifras, ya que "a los periodistas os gusta escuchar cifras" (claro, será que a los editores no les encanta darlas, cuando son positivas, por supuesto);

Paco Camarasa, comisario del evento,... Pues no recuerdo lo que dijo, la verdad (no debió ser mucho más importante que el parte meteorológico del Sr. Martí), aunque cerró el acto viniendo a decir que Echo Park tiene la misma trascendencia que Matar a un ruiseñor (ufff, eso duele y, como dijo Jordi Martí -lo único sensato que escuché, por cierto- cubrió la cuota publicitaria del momento).

Y Connelly, aburrido, soltó que le encanta Barcelona, que conocía de oídas a Vázquez Montalbán pero no lo ha leído (¡!), que le gusta leer a autores de otros países que escriben diferente, en especial a los británicos (¡!) y que sí, había coincidido con Sue Grafton en el hotel y se habían saludado.

Lástima, porque al margen de gustos, sus libros tienen retranca y se le puede sacar partido a un buen encuentro. Me temo que su estancia en Barcelona no será más que un paseo turístico y, por supuesto, un agradable encuentro con los lectores que se atrevan a asistir al acto en el Teatre Romea... Espero que puedan intervenir y preguntar, seguro que ese interrogatorio será más provechoso.

¿Y por qué se organiza una rueda de prensa si ya hay entrevistas concertadas a la misma hora?
Vale, yo estaba como de paso, pero imagino que los colegas que tienen que estar pateándose la ciudad no disponen de tanto tiempo como para perderlo de esta manera -el tiempo es valioso para todos, hasta para quienes lo pierden-. Recordé los tiempos en que me faltaban horas de reloj para asistir a todos estos saraos y me alegré de haber dejado esa rutina.

¿Es impresión mía o esas ideas locas que tengo sobre la promoción editorial no son tan descabelladas, viendo de qué manera se desperdicia la oportunidad de sacar partido a un autor que viene de visita en contadas ocasiones?.

Y de cierre: Mañana se celebra otra rueda de prensa: la de Roberto Saviano, el célebre autor de Gomorra. Será más oficiosa, en l'Ajuntament, con Jordi Martí, quien volverá a insistir, por si no lo sabíamos, en que BCNegra es "lo mejó de lo mejó". No sabemos si habrá algún ponente más, pero seguro que no se hablará de literatura y sí de la fatwa que le han lanzado los mafiosos. Suerte que de esta novela hay película y muchos la habrán visto. Así, al menos, sabrán de qué va el libro. Yo, por mi parte, aunque tenía intención de ir, prefiero dedicar la mañana a otro menester más apasionante: leer.

En fin...

José A. Muñoz