miércoles, 7 de enero de 2009

Anagrama, de aniversario


En 2009, Editorial Anagrama cumple 40 tacos. Y no faltan motivos para celebrarlo, a pesar de la crisis. La editorial capitaneada por Jorge Herralde sigue siendo una, grande y libre, manteniendo su posición independiente y de criterios perfectamente identificables.

Lo que nos ha preparado ya, comenzando el año, es para echarle de comer aparte: Leves retoques en el diseño de las cubiertas, nuevas obras de Siri Hustvedt, pareja de Paul Auster y magnífica novelista (entre otras cosas), Amélie Nothomb, Roberto Calasso, Alan Bennett y el moderno y transgresor Kiko Amat (uno de los últimos estupendos descubrimientos de Herralde); a su vez, se recuperan en el sello Compactos (la edición económica de bolsillo) libros de Auster, McEwan, Monzó, Murakami y Fante, entre otros. Y, como remate, nos anuncian una Biblioteca con 100 obras de referencia de su catálogo, que se distribuirán en kiosco de la mano de RBA, la reina del cartonaje ocupa-aceras. Es la segunda vez que Anagrama motiva una colección de estas características. Hace años, en coalición con Salvat, se distribuyó parte de su fondo (finalmente, de las cincuenta obras anunciadas, creo recordar que se lanzaron una treintena). La nueva colección de 100 libros, cuyos títulos aún no conozco, seguro representarán una buena parte de la herencia cultural que, el aún "pimpollo" Herralde, nos deja ahora al alcance de nuestros paseos matutinos, junto a la barra de pan, la prensa, el cafecito del bar y los donuts.

Y aquí no acaba la cosa, porque si no hace mucho descubrió a Roberto Bolaño, último clásico del siglo XX, ¿de qué no será capaz aún este editor de raza?

José A. Muñoz