viernes, 2 de enero de 2009

Reseña: Don Pelayo, El rey de las montañas.


Don Pelayo, El rey de las montañas

Don Pelayo, El rey de las montañas.

Ed. La esfera de los libros

Madrid, 2006, 317 págs.


El autor: José Ignacio Gracia Noriega nació en el año 1945. Estudió en las Universidades de Oviedo y Madrid y ha trabajado como periodista tanto en radio como en televisión, colabora en el periódico La Nueva España y es el cronista oficial de Llanes. Su obra escrita abarca la narración, ensayo, artículos y la literatura de viajes, desarrollando también su actividad como crítico literario y cinematográfico.

Entre sus libros más recientes se encuentran Asturias, esa desconocida (2001), Alarcos en Oviedo (2001), El viaje del norte (1999) y En un jardín tenebroso (1998). Ha recibido diversos premios de novela como el Tigre Juan, Casino de Mieres y el Premio Asturias.

En la actualidad forma parte del consejo de redacción de la revista de filosofía El Basilisco.



La obra: José Ignacio Gracia Noriega presenta su nuevo libro Don Pelayo, el rey de las montañas, que, como en la mayoría de su obra, trata de Asturias. El autor vuelve a escribir sobre su tierra, sus lugares, sus costumbres y, sobretodo, sobre su Historia y la esencia de su tierra, uno de los temas que más le gustan. Aún así, Gracia Noriega presenta un libro muy ameno. No es esta un obra científica dirigida a los especialistas sino, todo lo contrario, está dirigida a un público mucho más amplio y escrita con un estilo mucho más literario y narrativo que historiográfico. El autor quiere hacer llegar su personaje y al periodo histórico que lo sustenta, que no es otro que el inicio de la resistencia y posterior Reconquista cristiana de la península ibérica, a todo lector interesado por el tema y por la historia de España.

La obra se divide en tres grandes capítulos. En el primero de ellos el autor nos presenta la geografía, esforzándose por mostrarnos el espacio donde se desarrollan los hechos para poder comprenderlos mejor. En este aspecto hay que tener en cuenta que muchos hechos históricos e incluso estructuras sociales enteras dependen en un alto grado del espacio en la que se ubican. Siendo así, no se puede entender un hecho como la resistencia norteña contra el avance del Islam sin conocer los lugares e incluso la gente y el carácter de la zona. El autor, nos traslada por los diversos lugares que materializan la historia de Don Pelayo y de los primeros reyes de Asturias. Desde los Picos de Europa a Covadonga atravesando la Cordillera Cantábrica. Poco a poco Gracia Noriega nos va presentando también las ciudades y pueblos que serán los protagonistas de la su historia: cangas de Onís, san Martín del rey Aurelio, Pravia y, como no, Oviedo.

En este capítulo Gracia Noriega nos muestra sus amplios conocimientos sobre la Asturias tanto física como humana y el amor que profesa tanto a la tierra como a sus gentes, a través de una pluma con experiencia en la literatura de viajes.

El segundo capítulo es el que se centra en la figura histórica de Don Pelayo. Aquí Gracia Noriega utiliza todos los datos conocidos sobre la vida del primer monarca asturiano para ofrecernos una pequeña biografía. Se ha de tener en cuenta que son pocas las noticias históricas que se poseen de Pelayo. Aún así el autor las agrupa con el objetivo de proporcionar una imagen realista y fiel del hombre y de su época.

Se ha comparado muchas, tal y como comenta el autor a lo largo de su libro, que la figura de Pelayo se ha comparado en muchos aspectos con otro personaje mitificado durante la Edad media como es el rey Arturo, con el cual comparte algunos elementos.

Otro de los elementos a tener en cuenta es la importancia que tiene Pelayo en el conocimiento del final de la historia de la España visigoda, no olvidemos que se tiende a considerar a Pelayo como un noble visigodo aunque de segundo rango, a la España propiamente medieval. Muchos historiadores han situado en este momento, con la llegada del Islam (a Hispania en el año 711) y la posterior organización del Imperio Carolingio y la reestructuración política en Oriente) como un momento de cambio, donde se tocan el final de una época, la romana y el inicio de otra, la Edad Media propiamente dicha. Es, de esta forma, muy interesante recordar lo poco que conocemos de la vida de Don Pelayo para acercarnos, un poco más, a este momento histórico tan trascendental en la historia del Mundo Mediterráneo y como no de España. Será justamente en terreno hispano una de las zonas mediterráneas que más acusen los trastornos y cambios a los que nos referimos.

El tercer capítulo lo dedica el autor a repasar brevemente la historia de los reyes caudillos que sucedieron a Pelayo en Asturias. El recorrido se inicia con su hijo Favila y finaliza con el reinado de Alfonso III y sus hijos. Será a partir de este momento en el que el Reino de Asturias, engrandecido y consolidado, trasladará su capital a la reconquistada ciudad de León, y comenzará a hablarse del reino de León.

En su parte final Gracia dedica también algunas páginas a la historia de las reinas que compartieron la vida y la corona con los reyes asturianos. Aunque se ha de tener presente que si de algunos de los reyes hay escasísima documentación aún ocupando estos el escalafón más alto de la sociedad medieval, la información que se posee sobre sus reinas es cuantitativamente inferior. Aún así Gracia se esfuerza por acercarnos a sus vidas, enmarcándose, en parte, en una de las ramas de la historiografía, la historia de las mujeres, que olvidada durante mucho tiempo por los historiadores, se está revalorizando y desarrollando considerablemente, ampliando considerablemente la visión de la historia que poseemos en la actualidad.

Aún siendo este un libro de historia y tener un enfoque historiográfico, el autor hace pesar su formación periodística, dándole a la obra un ritmo veloz e interesante con el claro objetivo de llegar al amplio público que queda patente a lo largo de todas las páginas. La obra abarca una amplia cronología del inicio de la Edad Media hispana. Para ello el autor no deja de citar ampliamente las propias fuentes medievales, las Crónicas del momento, y a diversos historiadores que han escrito sobre el tema dando su opinión. De esta forma Gracia Noriega consigue dar realismo y verosimilitud a su obra, no apartándose, a pesar de su formación y de su pasión por la tierra asturiana, de un discurso histórico, que en una obra como esta es necesario.

Es agradable en una época como la actual, donde la ciencia y el progreso se han convertido casi en una religión, echar la mirada atrás y fijarnos en la historia, en este caso en la historia de España y conocer otras épocas y otras formas de hacer y de pensar distintas a las nuestras y por tanto más enriquecedora.

Gracia Noriega consigue con este libro acercar al lector, de una forma simpática y accesible, un personaje y una época conocidos muy superficialmente por la mayoría de la gente. El libro dispone además, como epílogo, de una breve bibliografía que permitirá al lector interesado ampliar su conocimiento sobre el tema encontrando una guía y ayuda para profundizar en el conocimiento sobre la época y el personaje.

Jorge Pisa Sánchez


Enlaces internet:


Web del autor:

http://www.ignaciogracianoriega.net/

Web de la editorial:

http://www.esferalibros.com/libros/librodetalle.html?libroISBN=8497345118

Crítica de la obra:

http://www.minutodigital.com/blogs/libros/?p=245