viernes, 2 de enero de 2009

Reseña: Niebla

Niebla, Miguel de Unamuno.

RBA Edit
ores Barcelona 1996, 189 páginas



El autor: Miguel de Unamuno nació en Bilbao en el año 1864. Estudió filosofía y letras en la Universidad de Madrid. Más tarde fue profesor de griego en la Universidad de Salamanca. Debido a sus posiciones políticas fue destituido de su cargo en más de una ocasión. Es uno de los integrantes de la Generación del 98, grupo de autores que se vieron profundamente afectados por la crisis moral, política y social acarreada en España tras el desastre de la pérdida de las últimas colonias Europeas en el año 1898. Unamuno desarrolla su actividad literaria en campos como la narrativa, filosofía, poesía, teatro, ensayo, artículos de periódico, cuentos y narraciones breves. En su obra Unamuno reflexiona sobre diversos aspectos trascendentales como la viday la muerte, y la razón de la existencia, tanto de las personas como de las sociedades, sobre el papel de España en la Europa y el mundo del momento, y las consecuencias y debates sobre la modernidad y el progreso. Unamuno desarrolló en la última parte de su vida un intenso papel político que osciló teóricamente entre la izquierda y la derecha. El gobierno de la República le nombró Ciudadano de honor en el año 1935, aunque posteriormente apoyó, en sus inicios, el alzamiento nacional que inició la Guerra Civil. Miguel de Unamuno murió en su casa de Salamanca en el año 1936 en el trascurso de la tertulia que mantenía regularmente con algunos de sus amigos.



La novela: Niebla es, seguramente, la novela más importante de Miguel de Unamuno. En ella se encuentran varios de los elementos que caracterizan la obra del autor. La trama de la novela se centra en las peripecias de Augusto Pérez, joven de buena familia que después de la muerte de su madre emerge a la vida (sale de la niebla vital en la que vivía) al enamorarse de la atractiva Eugenia, profesora de piano y mujer de carácter. Este hecho sentimental le hará abandonar el ensimismamiento que le ha acompañado desde siempre y le hará experimentar toda una serie de sentimientos que le llevarán a descubrir la realidad en la que vive.

Aún así, lo que parece ser una novela que analiza los sentimientos y los deseos de sus personajes, ambientados a principios del siglo XX, se transforma, en las manos de Unamuno, en una disquisición quasi-filosófica sobre la vida y la muerte. Pero esto no ha de asustar a sus futuros lectores, ya que el autor lo mezcla todo con un extraordinario sentido del humor que da a la obra un ritmo muy vivo. De esta forma se ha llegado a clasificar a la novela como una “tragicomedia de enredo psicológico” en la cual nada es lo que aparenta y donde todo se contradice a sí mismo a lo largo de la obra.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que esta novela transciende, con toda la intención del autor, los límites establecidos del género de la novela. Unamuno intenta, ya desde su prólogo inicial, crear un nuevo género literario, la nívola, para escapar de los estrictos parámetros a que se veían sometidos los escritores de la época. Este es una actitud muy característica del autor, tanto en su actividad literaria como en su vida y en su actividad política, ya que Unamuno es un ser lleno de contradicciones y rebelde ante la realidad que observa. Por eso en Niebla el autor va más allá de los cánones establecidos y podemos encontrar pasajes que rayan la ironía más excéntrica como por ejemplo el prólogo de la novela, escrito por uno de sus personajes, Víctor, el buen amigo de Augusto, el diálogo del propio Augusto con Unamuno, una de las escenas más recordadas de la obra y en la que se presenta el meollo de la trama filosófica y existencial de la novela. No teniendo aún bastante, para acabar de romper todos los convencionalismos literarios del momento, en el epílogo aparecen reseñados los pensamientos del fiel perro del protagonista, Orfeo.

Con esto basta para entender el esfuerzo de liberación que supone la obra, que se adelanta en decenios a muchas de las técnicas literarias actuales. También se ha de tener en cuenta que la obra es una gran contradicción en sí misma, ya que el autor nos hace confundir entre la realidad y la ficción a su antojo. Todos los personajes conviven con la contradicción, nada es blanco o negro, sino que todo es en algún momento blanco para después ser negro y viceversa. Parece que este constituyente principal de la trama, de los personajes y del propio autor es el que nos trata de mostrar la novela.


Será así, a través del trasfondo de la sociedad española de principios del siglo XX, como Unamuno intenta indagar sobre las relaciones entre hombre y mujer en la sociedad del momento, sobre que es una pareja, cual es su finalidad y cual su esencia. Augusto irá conociendo, a través de las conversaciones que mantiene con amigos y conocidos a lo largo de la novela, diferentes formas de entender la pareja y el amor, sentimientos que el protagonista ha desconocido hasta entonces. Pero como todo en la vida y en la obra de Unamuno, la contradicción quedará patente en todo momento.


Es así, a través de los personajes de la novela y de sus sentimientos, como el autor analiza cuál es la esencia de la vida, una de las sus grandes preocupaciones, tanto como autor literario como persona. Unamuno siempre se mostró profundamente preocupado por la muerte, por el misterio de la existencia y de la nada, y por el sentido que se puede dar a la vida. El personaje de Augusto le sirve para mostrarnos el gran espejismo. El personaje duda de su propia existencia, no sabe si es una persona real o un ente de ficción. Esto le hará, mientras se ocupa de su romance con Eugenia, presentarse en casa de Unamuno para discutir con él sobre cual es la realidad. Es en este capítulo donde se concentra el meollo de toda la cuestión. Unamuno se presenta asimismo como un Dios hacedor ante las esperanzas vitales de su personaje, y nos muestra, así, la angustia deñ autor ante la muerte y la vida que lleva hacia ella. Augusto intenta rebelarse, mostrándonos la rebeldía del autor ante el sentido final de la vida.


En todo momento mezclará Unamuno la realidad con la ficción, hombres con personajes de ficción, para así logarar traspasar los límites de la literatura y discutir sobre la propia vida. En intentos como este es donde el autor se adelanta al futuro. Solo hay que pensar en la existencia de internet y el éxito de espacios como Second Life, donde la imitación de la vida sirve a muchos para alienarse de la realidad más triste y pesada que la ficción cibernética.

De esta forma la novela la novela tragicómica se transforma en una excusa para cuestionarnos nuestra propia existencia, sobre lo que es realidad y lo que es ficción y del papel que interpretamos en nuestra vida y, también, en la vida de los demás.

Como ya se ha indicado antes, toda esta reflexión se hace con un gran sentido del humor. Los personajes secundarios que perfila el autor son cómicos y divertidos y la mayoría de las escenas y de las conversación contienen un alto sentido del humor más irónico.

A lo largo de toda la novela Unamuno se detiene a mostrarnos toda la serie de conflictos internos que dan la esencia e incluso la vida a sus personajes, y que queda patente en la lucha heroica de Augusto ante el devenir de su existencia.

El libro es más bien breve, en la edición de RBA tan solo 189 páginas, siendo además de lectura fácil y agradecida, con un estilo desnudo y directo que se interesa más por la lucha interior de los diversos personajes.

La novela se convierte, así, en un símbolo de rebeldía, tanto del protagonista ante los avatares de su existencia como del autor ante los condicionamientos literarios de la época y en un símbolo de la incertidumbre ante los grandes misterios de la existencia humana.

Jorge Pisa Sánchez

Enlaces internet:


Wikipedia. Artículo sobre el autor:

http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_de_Unamuno


Biografía del autor:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/u/unamuno.htm


Generación del 98:

http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/lengua/2g98.htm
http://www.rinconcastellano.com/sigloxx/

Obras completas de Miguel de Unamuno:
http://www.cervantesvirtual.com/FichaAutor.html?Ref=2968&idGrupo=S473#1_S473